— marzo 12, 2024 a las 11:04 am

Respirando metal: Huancavelica busca terminar con siglos de contaminación acumulada

Por

Por Ana Trelles Sarazu

Por increíble que parezca, la contaminación generada hace más de 500 años, en la época de la colonia española, aún persiste en Huancavelica y el poblado de Sacsamarca. A fines de diciembre del año pasado, después de cuatro años de batalla, finalmente el Poder Judicial determinó que es el Estado peruano el que debe asumir la responsabilidad de reparar todo el daño que genera la presencia de metales tóxicos en los espacios públicos y en las casas de los huancavelicanos. De eso, conversamos con Fernanda Venzon, abogada del Enviromental Defender Law Center, organización que ha llevado el proceso y viene ayudando a los pobladores a defender su derecho a —en medio de la pobreza que les agobia— que tengan una vida, al menos, un poco más saludable.

¿Quién o quiénes iniciaron la demanda y hace cuantos años?

La demanda ante el Poder Judicial fue iniciada en julio de 2020 por residentes de Huancavelica y Sacsamarca, e integrantes de las asociaciones Nuevavelica y el Consejo de Salud Ambiental (CSA). Debido a la inacción de las autoridades peruanas se decidió judicializar el caso, porque no se tomaban medidas adecuadas ante la gravedad de la situación.

¿Cómo acompaña a la población el Environmental Defender Law Center?

Somos una asociación que se dedica a la asesoría jurídica, sin costo alguno, para comunidades locales en casos de daños al medio ambiente. En el 2019 recibimos una solicitud de apoyo por parte de Nuevavelica y del Consejo de Salud Ambiental (CSA), ellos representan a la población que se siente afectada por la contaminación acumulada de años y reclaman la remediación.

¿En qué otros lugares trabajan?

El EDLC está en distintos países alrededor del mundo, como Brasil, México, Guatemala, Ecuador, Liberia, Sudáfrica, India y muchos otros, donde defendemos el derecho a una vida sin contaminación.  En casos como el de Huancavelica, acudimos a organizaciones especializadas como TerraGraphics International Foundation (TIFO), quienes presentaron un memorial al Poder Judicial e hicieron recomendaciones sobre cómo debería ser realizada la remediación ambiental en Huancavelica.

¿Qué otras recomendaciones hizo esta organización?

Recomendó aplicar un enfoque que se ha utilizado con éxito en distintos sitios contaminados y que comprende la descripción del sitio; la evaluación preliminar; la  caracterización y el muestreo del sitio; la evaluación de los riesgos; la mitigación del riesgo y por último, la respuesta ambiental. Según TIFO, la tarea incluiría la eliminación de los suelos contaminados, la contención de estos mismos suelos, in situ, con un taponado adecuado y la reconstrucción de viviendas. Algo en lo que inciden mucho es que se deben tratar todas las áreas contaminadas por fuente de metales pesados que van a parar a residencias, escuelas, y áreas públicas, donde las personas, especialmente los niños, están expuestos.

¿Cuál es el nivel de contaminación en Huancavelica y en Sacsamarca?

Antes que nada, creo que es necesario saber que existen los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) establecidos por el MINAM para cada tipo de contaminante, todo resultado que sobrepasa indica un riesgo para la salud. ¿Qué ha pasado?, pues que el CSA tomó 43 muestras de suelo entre 2009 y 2016 y analizó su contenido de mercurio. El resultado fue que el 81% de las muestras sobrepasó el ECA. En cuanto al arsénico se tomaron 22 muestras entre el 2015 y 2016 y el 100% sobrepasó el ECA. Para el plomo se tomaron también 22 muestras entre 2015 y 2016 y el 73% rebasó el ECA. Es decir, hay niveles altísimos de contaminación en espacios públicos.

¿Y qué pasa en los espacios privados?

En Huancavelica es muy preocupante lo que hemos visto al interior de las casas de adobe. En el caso del mercurio se han tomado muestras de las paredes, del piso y del polvo de 60 casas, en las muestras se analizó también el contenido de arsénico y plomo, los resultados son alarmantes. En cuanto al mercurio se analizaron 331 muestras entre el 2009 y 2019, el 83% sobrepasó el ECA. Respecto al arsénico se analizaron 151 muestras entre el 2015 y 2019, el 77% sobrepasó el ECA, y en lo que concierne al plomo se analizaron 151 muestras entre 2015 y 2019, el 53% sobrepasó el ECA.

Pero, entonces, ¿estas personas respiran metal?

Como ya señale, se analizó el vapor de mercurio en el aire al interior de 60 casas de adobe, esto se hizo en aproximadamente 119 muestras en diferentes momentos. El 48% de las muestras sobrepasó el nivel aceptable al interior de los domicilios.

¿Y cuál es la situación en Sacsamarca?

En Sacsamarca se realizaron siete muestras de suelo entre 2015 y 2017, todas sobrepasaron el ECA en mercurio y el 86% de esas muestras sobrepasan el ECA en arsénico y plomo. Se tomaron 45 muestras de las paredes de adobe y pisos de tierra dentro de las casas, el 80% sobrepasó el ECA en mercurio, el 58% en arsénico y el 40% en plomo. Mientras que en las escuelas se tomaron 9 muestras de suelo, una en cada centro, los resultados arrojaron que 7 sobrepasan el ECA en arsénico, 8 en mercurio y 5 plomo.

¿Algún organismo del Estado Peruano tenía conocimiento de esta situación de contaminación?

En el 2015 la OEFA realizó su propia investigación. Para el análisis de suelos recolectó muestras en 48 puntos de 8 áreas: Ascensión, Callqui Chico, Cercado, Paturpampa, San Cristóbal, Santa Ana, Santa Bárbara y Yananaco en los distritos de Ascensión y Huancavelica. Encontraron que el 92% de los resultados sobrepasó el ECA en arsénico, el 81% en mercurio y el 48% en plomo. Las concentraciones más altas de arsénico y mercurio fueron encontradas en San Cristóbal, Yananaco y Ascensión.

¿Qué implica la resolución del Poder Judicial sobre este caso? ¿Todos los pasivos ambientales son responsabilidades del Estado peruano? 

El MINEM tiene la capacidad de señalar  a la empresa que generó los pasivos ambientales y hacerla responsable de la remediación. Sin embargo, en el caso de Huancavelica y Sacsamarca, según los análisis realizados por el CSA y la OEFA,  la contaminación por mercurio se debe al mal manejo en las cercanías de la mina Santa Bárbara desde el periodo colonial. Debido al riesgo a la salud de ese pasivo ambiental y a la imposibilidad de identificar los autores de la contaminación, el Poder Judicial determinó que es el Estado quien debe asumir esa remediación.

¿Qué pasa si el Estado no puede asumir ese costo? Estamos hablando de un pasivo de siglos de antigüedad…

Si no puede asumir la reparación tendrá que buscar formas de hacerlo por medio de convenios de cooperación con otros países, con instituciones sin fines de lucro, préstamos, u otras opciones. Por ejemplo el Convenio de Minamata, del cuál el Perú es parte, posee un mecanismo financiero al cuál el gobierno peruano podría acudir.

¿Qué es el Convenio de Minamata y qué dice?

Es un tratado internacional del cual Perú es parte. Tiene por objetivo proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones de mercurio. Ese convenio determina que los Estados-parte deben, entre otras obligaciones, tomar medidas relacionadas a la descontaminación de sitios contaminados con mercurio. En el ámbito de ese Convenio existe apoyo financiero y técnico a los países en desarrollo para que lleven a cabo sus compromisos relacionados con la eliminación del mercurio.

¿Sabemos cuál es el impacto social de esta contaminación?

El CSA estima que están afectadas el 75% de las casas de adobe o tapial, estamos hablando de una población aproximada de 19 mil personas afectadas.

¿Cuántos años se requiere para poder remediar los daños ambientales en Huancavelica o el daño es irreversible?

Es posible remediar el daño y reducir la exposición con medidas de remediación. El tiempo requerido dependerá de la inversión realizada.

¿Quién debería dar  seguimiento a la reparación?

El Estado peruano en sus distintos niveles, por ejemplo al Minam y al Minem les corresponde incluir a Huancavelica y Sacsamarca en la priorización de los planes de descontaminación del Convenio Minamata sobre mercurio.

¿Está realmente contaminada toda la ciudad de Huancavelica y la comunidad de Sacsamarca?

Algunas zonas de la ciudad están más contaminadas que otras, porque la exposición fue de diferentes maneras, por ejemplo, a través de la deposición de los gases liberados por los hornos, por el polvo traído por el viento, por el uso de relaves para la construcción de habitaciones o por el flujo de aguas pluviales. De esa forma, están contaminados los suelos de los ambientes externos e internos, pero también el interior de las casas de tierra, incluyendo las paredes de adobe que emanan mercurio. Además, se ha  encontrado mercurio en los sedimentos del río Ichu y en muestras de carne de pescado y de alpaca.

¿Qué peligro enfrenta la población si esto continúa así?

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente señala claramente que una vez que el mercurio está en el medio ambiente, entra a la cadena alimentaria y se acumula en el cuerpo. Esto puede dañar al cerebro, los pulmones, el corazón y el sistema inmunológico de las personas de todas las edades, especialmente, a los fetos y bebés recién nacidos, cuyo sistema nervioso está en desarrollo. Es preciso resaltar que que los daños cerebrales no se pueden revertir.

¿Acudirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) si el Estado peruano no cumple con la sentencia?

De no cumplir, sí, se podría acudir a la CIDH por violación de las obligaciones del Estado bajo la Convención Americana de Derechos Humanos. Se podría, por ejemplo, solicitar medidas cautelares para la protección del derecho a la vida y a la integridad personal, tal como ha solicitado, por ejemplo, por la Comunidad de Cuninico en Perú, a la que la CIDH otorgó medidas cautelares en el 2017, debido a la contaminación por metales pesados por encima de los valores recomendables por no haber una debida atención de parte de las autoridades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*