— febrero 28, 2021 a las 10:57 am

Víctor Zamora: “El sector Salud es el segundo sector más corrupto después del Ministerio de Transportes”

Por

Foto Andina

La pandemia ha evidenciado de manera descarnada la precariedad de la sanidad en el país, para hablar sobre estos problemas estructurales conversamos con el exministro de Salud y médico especialista en salud pública, Víctor Zamora, quien afirma que una de las medidas más urgentes es duplicar el presupuesto anual de este sector.

Tenemos una crisis estructural que comprende varios elementos. No solo es la inversión; aunque, el Perú es uno de los países que invierte menos en su salud, apenas el 3.5% del PBI cuando el promedio de América Latina supera el 6%. El Perú destina 250 dólares por ciudadano al año. Eso ha sido así por mucho tiempo. Por otro lado, hay una fragmentación dentro del sistema público, tenemos seis grandes bloques que no conversan entre sí: Ministerio de Salud, Essalud, Fuerzas Armadas (naval, militar, aeronáutica) y la Policía. Son seis subsistemas, más veinticinco sistemas regionales que fragmentan nuestro sistema de salud. A ello se suma, una pésima descentralización en donde cada región prácticamente es una autonomía en materia de salud. El ministro de Salud en realidad gobierna hasta el cruce de la avenida Faucett con la Marina en donde empieza el Callao”.

Otro factor que agudiza más el problema es la corrupción, Zamora señala que el sector Salud es el segundo sector más corrupto después del Ministerio de Transportes. “El año 2019, se ha perdido por corrupción 1500 millones de soles. Para poner otro ejemplo, cuando empezó la pandemia, teníamos cien camas UCI; en el Poder Judicial teníamos quinientas camas UCI -en algún nivel de conflicto- y que no se podían usar. Eso es corrupción”, sostiene el exministro.

Al respecto, Zamora afirmó que una de las medidas que deberían implementarse de inmediato es aumentar el presupuesto que se le asigna anualmente al sector salud. “El año pasado, durante la pandemia, se invirtió entre seis y siete mil millones de soles adicionales al presupuesto de apertura. Este año estamos sin esos millones adicionales, a pesar de que atravesamos otro contexto. Se necesita para esta segunda, y probablemente para una tercera ola, inyectar esos seis y siete mil millones de soles. Estamos pagando ahora, entre otras cosas, lo que el ministro de Economía en su momento no consideró que era necesario invertir recursos al sector. Necesitamos el doble de lo que tenemos para estar a la par de América Latina. Al sistema de salud peruano se le asigna veinte mil millones de soles por año, necesitamos cuarenta mil para poder pasar de 3.5 a 5.5% del PBI. Ese dinero puede obtenerse del cobro de impuestos. Por exoneraciones tributarias nosotros dejamos de cobrar impuestos por 17 mil millones de soles anuales. Esa es la razón por la cual nuestros sistemas públicos están abandonados”, denuncia Zamora.

Por otro lado, sobre la posibilidad de que el sector privado pueda participar en la compra y distribución de las vacunas, Zamora fue muy enfático en afirmar que es importante primero fortalecer el sistema de Salud que existe actualmente para trabajar de la mano con el privado. Sin embargo, manifestó que no es viable que el privado se encargue de la compra, más sí de la distribución.

*Tomado de la entrevista en vivo realizado por la historiadora Marilyn Céspedes para Gran Angular

Zamora planteó además las deficiencias e incapacidad que hay en el sector para atender la emergencia sanitaria en el país. “Tenemos 700 mil vacunas en nuestros almacenes para ser repartidas a nuestros trabajadores de la salud y eso no ha sucedido aún porque no existe una base de datos nacional de quiénes están trabajando en el sector salud. Seguimos esperando que las regiones envíen un listado de sus trabajadores, sin ello no podemos enviar las vacunas. El sector privado tiene un potente sistema logístico que permite que lleguen los productos a todas partes del país. El sistema de salud tendría que utilizar esa logística, pero también se necesita que éste tenga un poderoso sistema de gestión y supervisión.

Añade que tanto el sector privado como el Estado deben trabajar juntos a través de un buen contrato, donde el Estado compre servicios y el sector privado los entregue. “Sin embargo, en lo que no estoy a favor es que el sector privado compre las vacunas, pero sí que las distribuya. Que el sector privado compre las vacunas fragmenta el mismo sistema de compra y el sistema es más poderoso cuando más grande es la billetera con que se compra y si nosotros compramos en volúmenes enormes vamos a tener mejores precios y mayores cantidades”.

Sobre la administración irregular de vacunas al expresidente Martín Vizcarra y a miembros de su familia señaló estar decepcionado. “Como estadista no debió participar ni como voluntario, ni menos recibiendo vacunas fuera de ese lote. Como mandatario, no debió ponerse la vacuna porque había un contrato en ciernes para ser firmado, y su sola participación ensombrecía y generaba dudas acerca de la pulcritud del manejo de ese contrato. Debió eximirse (…) No tengo duda de que este evento va a ser utilizado para debilitar a aquellos que hemos defendido la democracia. Las marchas de la generación bicentenario no fueron para defender a Martín Vizcarra, fueron para rechazar una maniobra que debilitó la democracia en el Perú y eso nos ha permitido retomar el camino que teníamos de un cronograma electoral con una cierta predictibilidad».

Finalmente, Zamora también se pronunció sobre el desempeño de la Comisión Sectorial que investiga la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 y manifestó que el doctor Carbone no puede ser miembro de esa comisión porque ha sido funcionario de la doctora Mazzetti y sus resultados pueden ser entendidos como sesgados. “Lo mismo sucede con el Colegio Médico porque su vicedecano es uno de los que ha recibido la vacuna; su presencia puede ser también sujeta de observación”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*