— enero 31, 2021 a las 9:07 pm

Raquel Ruiz: «La sobreinformación no es algo bueno para nuestra salud mental»

Por

Foto Andina

Según el Instituto Guestalt de Lima (IGL) en la primera ola del Covid-19 un 70% de personas tuvieron cuadros de estrés, irritabilidad, ansiedad, problemas para dormir, cansancio y síntomas de la fatiga; y advierten que la salud mental de la población está seriamente afectada, y que el rebrote de los casos de Covid podrían empeorar algunos cuadros presentados durante la primera ola. Desde Gran Angular conversamos con la psicóloga y especialista en el cuidado de la salud mental, Raquel Ruiz Calderón, para conocer los cuidados y autocuidados que deberíamos considerar para sobrellevar el confinamiento.

Antes de la pandemia, la salud mental del país presentaba indicadores preocupantes: 20 de cada 100 peruanos ya sufrían un trastorno mental, y solo dos de cada 10 personas afectadas en su salud mental tenían acceso a un servicio especializado, agudizándose el acceso a atención en las provincias.

La experiencia del confinamiento pasado evidenció que muchos peruanos no solo se vieron afectados en el aspecto económico y laboral, sino que también experimentaron situaciones que pusieron en riesgo su salud mental. Para la psicóloga Raquel Ruiz Calderón, algunos cuadros más comunes que se experimentaron fueron altos niveles de ansiedad, estrés, depresión y ataques de pánico. También hubo un incremento de violencia y abuso en todos los niveles: psicológico, físico y sexual; así como incrementos de adicciones y comportamientos suicidas, por lo que es prioritario prestar atención al cuidado de nuestra salud mental en este nuevo escenario.

“Cuando hablamos de salud mental, las personas suelen relacionar el término a trastornos mentales o alguna discapacidad; sin embargo eso está muy lejos de la realidad. La salud mental es un tema que nos corresponde cuidar, cultivar y prevenir a todos, todos los días sin importar las clases socioeconómicas, culturales o académicas”; afirmó la especialista.

Añade que es importante prestar atención a ciertos indicadores en nuestro comportamiento que podrían alertarnos de la situación de nuestra salud mental. “Estos indicadores principalmente están asociados a los cambios en nuestro comportamiento cotidiano. Por ejemplo, algunas personas comienzan a dormir y comer más o incluso a consumir más alcohol. Otras personas suelen presentar comportamientos compulsivos y obsesivos frente a los hechos que suceden en el país. Si bien es cierto que todos tenemos miedo a contagiarnos, no es normal medirse a cada rato la temperatura o tomarse una prueba rápida de manera constante. Estos indicadores nos dan alerta de que algo nos está sucediendo.

Con este nuevo confinamiento, la especialista brinda algunas recomendaciones para que las siguientes semanas sean más llevaderas. Dice que “mantenerse informado es importante, pero la sobreinformación no es algo bueno para nuestra salud. Si deseas mantenerte informado, es mejor recurrir a fuentes confiables que brinden información certera y compartirla también a nuestra familia para protegerla. Informarse una vez al día es suficiente; si lo haces más tiempo, lejos de estar informado eso podría generarte una idea equivocada de lo que está sucediendo. Otra recomendación que hago es que frente al caos, lo mejor es mantener una estructura en nuestras vidas. Mantener horarios combinándolos con nuestras actividades laborales o de estudio”, sostiene.

Finalmente, Ruiz Calderón manifestó que tan importante como cuidar nuestra salud física, es cuidar nuestra salud mental y ayudar a los demás a hacerlo. Por ello es importante acudir a un profesional de la salud certificado para recibir la orientación a través de los diversos canales que existen hoy como la teleconsulta virtual y a través de llamadas telefónicas. “Hay muchas ideas equivocadas sobre pedir ayuda cuando algo está cambiando en nuestras vidas. Hay casos en los que las personas no se dan cuenta y ahí es importante que la familia los identifique para pedir ayuda. La salud mental es responsabilidad de todos. Ahora en este nuevo escenario, se regresa a la teleconsulta y mucha gente todavía tiene prejuicios sobre esta modalidad, pero desde mi experiencia he logrado muy buenos resultados y además nos permite manejar mejor nuestros tiempos”.

*Tomado de la entrevista en vivo realizado por la historiadora Marilyn Céspedes para Gran Angular.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*