Destacado, Portada, Reportajes — octubre 27, 2016 a las 12:58 am

El agro y la población rural, los más perjudicados en la distribución del presupuesto para el año 2017

Por

img_4478

Nuevamente postergados. La pequeña agricultura y el sector rural en general son los grandes perdedores en la distribución recentralista del presupuesto para el año 2017. Pese a que la agricultura familiar es de gran importancia para la seguridad alimentaria y el empleo en el país, solo recibirá el 2.1% del Presupuesto Inicial de Apertura (PIA) para el próximo año. Asimismo, el Presupuesto para la Pequeña Agricultura (PPA) se ha recentralizado en el gobierno nacional que ahora controla el 63%; mientras que el año 2011, el 66% estaba a cargo de los gobiernos subnacionales.

El 73% de los productos que llegan a las mesas de todos los peruanos provienen de la agricultura familiar, sin embargo este sector será fuertemente golpeado una vez más. El factor principal que causó este impacto es la caída del canon, debido a los bajos precios de las materias primas en el mercado internacional. Esto tuvo como consecuencia un drástico golpe en el PPA ya que el 40% depende del canon.

“La pequeña agricultura se ha visto fuertemente impactada por la disminución de los recursos del canon en los últimos cuatro años. Está demostrado que los recursos del canon que van especialmente a las municipalidades y, en menor medida, a los gobiernos regionales han servido para financiar pequeñas obras de riego, canales, bocatomas y riego por aspersión para pequeños productores. Esos recursos son los que se han caído al piso, se han reducido al mínimo”, sostiene Epifanio Baca, economista del Grupo Propuesta Ciudadana.

El Presupuesto para la Pequeña Agricultura recibió un drástico golpe con la caída del canon,  el 40% de su presupuesto depende de dicho recaudo

En las municipalidades el PPA financiado con los recursos del canon ha caído un 50% entre 2012 y 2015. En los gobiernos regionales el descenso ha sido del 69%. El congresista e integrante de la Comisión de Agricultura, Humberto Morales subrayó la vulnerabilidad a la que se exponen por la elevada dependencia al canon. “Hay una descentralización en las funciones, pero no en el presupuesto. Eso nos va a generar más empobrecimiento”, enfatiza.

Iniciativa perjudicada

Programas como Procompite, que financia  iniciativas de pequeños negocios en el medio rural, ha pasado de tener 237 millones de soles de presupuesto en 2013, a solo 55 millones de soles en 2015. Es decir, su inversión cayó casi cinco veces, aliemntado por la caída del canon.

img_1544

“Procompite beneficiaba a la población rural, precisamente a los agricultores porque financia pequeños proyectos de negocio en ganadería, en agricultura, en artesanía y en comercio. Era una iniciativa de transformación”, dice Baca. El congresista y titular de la Comisión de Descentralización, Wilbert Rozas, sostiene que la distribución del presupuesto para el 2017 “no considera lo rural como una alternativa, sino que solo contempla lo urbano. Tampoco ve a la producción como una alternativa, sino más bien la resume a la importación de productos. Nosotros creemos que se debe desarrollar este sector tan importante que provee más del 70% de los alimentos”, puntualiza.

Dicha situación ocasionó que el PPA se recentralice en el gobierno nacional a través del fondo Mi Riego, que está a cargo del Ministerio de Agricultura y Riego. Ese proyecto ha sido cuestionado por no tener un enfoque adecuado. Epifanio Baca manifiesta que “la dirección es equivocada porque lleva la mayor parte de recursos a la construcción de infraestructura. Se construyen grandes bocatomas, grandes canales de riego y esto no responde a las necesidades de la población rural. Ellos necesitan pequeñas obras de riego por aspersión de bajo costo que son mucho más rentables para esas realidades”, explica el especialista.

Población rural empobrecida

En el proyecto de ley de presupuesto, los gobiernos subnacionales solo concentrarán el 25% del presupuesto, mientras que el nacional se quedará con el 75%. Oracio Pacori, congresista por Puno e integrante de la Comisión de Descentralización, identifica a los niveles de corrupción en los gobiernos subnacionales y al impacto de la economía internacional como las causas de la recentralización; y comenta que impulsará “modificatorias al presupuesto 2017 para garantizar incrementos en las partidas para los gobiernos locales”, afirmó

taller-cooperaccion-con-paulina-garzon-6

Cabe resaltar que resulta preocupante que, para el año 2017, los gobiernos locales tengan solo el 12% del presupuesto no previsional ni financiero. El monto que tuvieron el año 2013 fue de 21%. El alcalde del distrito de Pucyura (Cusco) y dirigente de la Red de Municipalidades Urbanas y Rurales del Perú (REMURPE), Vidal Suyllo, explica que el recorte presupuestal ha impedido que cumpla con sus compromisos: “Tenemos un problema de agua y saneamiento básico que no hemos podido resolver, además nos tildan de alcaldes viajeros porque tenemos que gastar nuestro pequeño presupuesto para ir a Lima a hacer gestiones”, señala. Además agrega que el gobierno nacional debería descentralizar las oficinas de los ministerios, para que los alcaldes de las diversas localidades del Perú puedan hacer sus trámites respectivos en las regiones donde viven.

Otro de los problemas identificados es que el presupuesto para el próximo año no guarda relación con los indicadores de pobreza, regiones como Áncash, Junín y Puno serán algunas de las más afectadas.Queda en el Ejecutivo replantear este presupuesto altamente centralista para impulsar el desarrollo no solo de la capital, sino de todo el Perú.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*