— septiembre 9, 2020 a las 5:54 pm

Demandan al Estado para que implemente una estrategia integral para las 19 mil personas expuestas a metales pesados

Por

Desde la época de la colonia Huancavelica siempre fue el centro minero más importante de producción de mercurio, que generó miles de millones de ingresos para la economía global del país, sin embargo el Estado peruano en ninguno de sus tres niveles ha intervenido para ejecutar un plan integral de remediación ambiental, hoy aproximadamente 19 mil personas están expuestas a mercurio, arsénico y plomo, porque estos metales están en los suelos, casas y sedimentos del Río Ichu en Huancavelica.

Perú es históricamente una nación que impulsa su economía sobre la base de la producción de sus minerales, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, actualmente el sector minero es responsable de 10% del PBI, del 60% de las exportaciones y el 19% de los tributos pagados por empresas mineras, estas cifras sin embargo, no considera por ejemplo la valorización económica de los impactos ambientales mineros, así el Estado peruano tiene deudas históricas de remediación ambiental que el Ejecutivo, Ministerios competentes, autoridades regionales y locales, no escuchan, por lo que las poblaciones afectadas tienen que iniciar procesos judiciales para exigir reparación y justicia ambiental.

La Asociación Nuevavelica ha presentado junto a la sociedad civil expuesta a metales pesados, una demanda de amparo ambiental por la contaminación en Huancavelica, denuncia que se sustenta en los resultados de los estudios realizados entre el 2009 y 2019, por el Consejo de Salud Ambiental (CSA), organización sin fines de lucro que recogió muestras del suelo, adobe y aire de cinco barrios: Ascensión, Yananaco, Santa Ana, San Cristóbal, Santa Bárbara y la comunidad de Sacsamarca, que evidenció el nivel de exposición de mercurio, plomo y arsénico, que están por encima de los Estándar de Calidad Ambiental (ECAs). Por ejemplo, en el suelo: el 81% de las muestras de mercurio sobrepasó el ECA para suelo residencial que es de 6,6mg/kg, el rango del mínimo al máximo de concentración del contaminante fue de 0.1 a 1201 mg/kg; y el 100% de las muestras de arsénico y el 73% de las muestras de plomo sobrepasó el ECA para suelo residencial.

Han transcurrido cuatro años del informe del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), confirmó los hallazgos de CSA, los resultados fueron incluso más altos, pero hasta la fecha el MINAM no ha realizado ninguna acción concreta para revertir la situación.

Señala la denuncia que los tres niveles del Estado deberán implementar políticas públicas ambientales relacionadas a la construcción de viviendas a favor de la población de la ciudad de Huancavelica y la comunidad de Sacsamarca, debido a la contaminación y a la exposición permanente a mercurio, arsénico y plomo, hecho que vulnera el derecho constitucional a vivir en un ambiente adecuado y equilibrado para el desarrollo de la vida, la dignidad humana y a la salud.

La demanda señala que hay hechos lesivos que el Estado debe reparar, con la implementación de políticas públicas en el más corto plazo, pues pese a la grave exposición a metales pesados el Estado no ha declarado en estado de emergencia ambiental a la ciudad de Huancavelica y a la comunidad de Sacsamarca; el Ministerio del Ambiente no incluyó a la ciudad de Huancavelica y la comunidad de Sacsamarca como prioridades para descontaminación por mercurio y más bien omitió identificarlos como sitios contaminados por polimetales.

Asimismo, cuestiona la inacción del Ministerio de Energía y Minas al no identificar la existencia de pasivos ambientales mineros coloniales de elevado riesgo, dicho sector también dejó de incluirlos en el inventario de pasivos ambientales mineros.

El abogado, José Ramiro LLatas, fundamenta que la población está frente a un daño ambiental significativo, por la presencia de mercurio, arsénico, plomo y otros contaminantes, que en su gran mayoría se encuentran en las viviendas de las personas.

“A puertas del Bicentenario, la población de Huancavelica no puede seguir expuesta a metales pesados. Es urgente que el gobierno implemente políticas públicas a favor de la población a quienes no se les está garantizando a vivir en un ambiente sano. Huancavelica ha generado muchos ingresos económicos al país, y no puede ser que después de que se agotaron los recursos el Estado no tenga capacidad de remediar el ambiente y garantizar una vida digna a su población, ellos no pueden seguir abandonados a su suerte, hay una deuda histórica que es preciso resarcir”, cuestiona Llatas.

Por su parte, el doctor Enrique Ecos, vicepresidente de la Asociación Nuevalica, uno de los demandantes, sostiene que está alarmante exposición de metales ha sido advertido al sistema de salud de Perú desde hace más de una década. “hemos sostenido reuniones con los resultados de los estudios, las mismas que fueron confirmados por las entidades gubernamentales, pero no tenemos respuesta. En los países del primer mundo se actúa mediante la remediación, basta que haya indicadores ambientales que alerten que hay contaminación extrema para ejecutar políticas públicas, Huancavelica debe ser declarada en emergencia sanitaria”.

Nidia Manrique Cayetano, radica en Huancavelica, ella y su familia forman parte de las aproximadas 19,000 personas expuestas a metales pesados, pues según estudios realizados por el Consejo de Salud Ambiental: el 83% de las casas de adobe o tapial tienen mercurio en sus pisos y/o paredes por encima del máximo permisible, 77% tiene arsénico, y 53% plomo encima del máximo permisible. “Huancavelica es la tierra del mercurio, un estudio que hicieron determinó que las paredes y el suelo tenía no solo mercurio, sino también plomo y arsénico, en mi casa vivimos cinco personas que estamos expuestos a estos metales, son miles de personas en las mismas condiciones. El problema es que las autoridades saben de esta contaminación y no han hecho nada, por eso estamos denunciando”, exclama Nidia.

Nidia comenta que las partículas de polvo tienen minerales que inhala la población de la ciudad de Huancavelica y la comunidad de Sacsamarca, “nos estamos contaminando día a día, ni siquiera las calles están pavimentadas, el suelo tiene minerales, a pesar que el Organismo de Evaluación y Fiscalización ha confirmado la contaminación el 2016 a la fecha no han hecho nada por nosotros”, dice.

¿Qué exige la demanda?

Emisión de la declaratoria de emergencia ambiental, y la ejecución de políticas públicas sectoriales a nivel local, regional y nacional.

Tanto el Ministerio del Ambiente como la Dirección General Ambiental debe de elaborar un plan de remediación ambiental.

Implementar un plan de descontaminación, por parte del Ministerio del Ambiente, por medio de la DGCA, y al Ministerio de Energía y Minas, por medio de la DGM y DGAAM, en el marco del Plan de Acción Multisectorial para la implementación del Convenio de Minamata en los términos del DS 004-2019- MINAM. Además, de elaborar una estrategia de intervención para la atención integral de todos los aspectos vinculados a la contaminación por mercurio y otros metales pesados en la ciudad de Huancavelica y comunidad de Sacsamarca.

El MINEM debe incluir a la ciudad de Huancavelica y la comunidad de Sacsamarca en el inventario de los pasivos ambientales mineros, el Estado a su vez debe de asumir la remediación de ese pasivo minero de origen colonial, calificado como de alto riesgo.

El Ministerio de Vivienda debe de tomar medidas inmediatas, como la implementación de programas de vivienda, a fin de garantizar que la población no esté expuesta a los metales pesados. Y se coordine con el Gobierno local y regional la mejora de las vías públicas.

El Gobierno Regional de Huancavelica y la Municipalidad Provincial de Huancavelica, deben implementar medidas ambientales, en coordinación con el Ministerio del Ambiente, a fin de contar con planes de política ambiental, planes de gestión y monitoreo ambiental.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*