— noviembre 19, 2018 a las 2:01 am

Concuñado de Roxanne Cheesman fue apoderado de Kuntur y banco usado por Odebrecht para lavar dinero y pagar coimas en gobierno de Alan García

Por

El pasado 10 de abril, Jean Paul Chabaneix ha sido interrogado en la Comisión Lava Jato presidida por la congresista Rosa Bartra.

Jean Paul Chabaneix Cunza ha sido apoderado de la empresa Kuntur Transportadora de Gas y de banco que usaba Odebrecht para lavar dinero y pagar coimas durante el segundo gobierno de Alan García.

Escribe Melissa Pérez Huaringa

Jean Paul Chabaneix Cunza es un abogado de perfil bajo que terminó sus estudios de derecho en 1990, pero desde 1988 comenzó a representar a empresas en el Perú y en el extranjero, hasta hoy. Ha representado a más de 15 empresas, además, realizó actividades sobre banca, finanzas y mercado de capitales. En 1987 ingresó a practicar al Estudio Rodrigo, Elías & Medrano Abogados donde sigue trabajando. Algunas de las empresas a las que estuvo ligado ganó millonarios contratos durante el segundo gobierno de Alan García y esas, a su vez, tuvieron vínculos con la constructora brasileña Norberto Odebrecht, protagonista del mayor escándalo de corrupción y sobornos que implica a funcionarios de 12 países, entre ellos los últimos expresidentes peruanos.

La Superintendencia Nacional de los Registros Públicos es la institución que tiene el historial de Chabaneix Cunza como apoderado de empresas. Así, por ejemplo, pudimos identificar sus vínculos con la empresa Odebrecht, encontramos que fue apoderado de Kuntur Transportadora de Gas SAC (vendida a Odebrecht Perú Inversiones en Infraestructura SA en el 2012) y del Standard Chartered Bank (usado por la Constructora Internacional del Sur, offshore de Odebrecht, para lavar dinero y pagar coimas), además representó al Consorcio DP World Callao SA, en el concurso de proyectos integrales para la concesión del nuevo terminal de contenedores del puerto del Callao Zona Sur, que finalmente fue construido por Odebrecht, durante el segundo gobierno de Alan García.

¿Existe alguna vinculación entre el expresidente García y Jean Paul Chabaneix Cunza? Resulta que el hermano mayor de Jean Paul, Michel Maurice Chabaneix Cunza, está casado desde 1987 con Patricia Carmen Cheesman Rajkovic, nada menos que la hermana de Roxanne Cheesman, actual pareja de Alan García y madre de su último hijo, quienes se conocen desde 1987, según informaciones periodísticas.

”A Roxanne Cheesman la conozco pero no la frecuento”, aseguró tímidamente Chabaneix Cunzoza ante la Comisión Lava Jato.

El 10 de abril del presente año, Jean Paul Chabaneix ha sido interrogado en la Comisión Lava Jato presidida por la congresista Rosa Bartra y, pese a los vínculos ya señalados, los congresistas no han sido exhaustivos en sus preguntas, solo el congresista del Frente Amplio Humberto Morales le preguntó si conocía al expresidente García. Aunque parezca increíble, Chabaneix Cunza respondió: “nunca lo conocí”. Morales repreguntó si tuvo vínculos con Mirtha Cunza Arana, secretaria de García desde 1985 y pariente de la fallecida madre de Chabaneix Cunza, pero este indicó que no y agregó que tampoco ha tenido vínculos con el partido aprista.

”A Roxanne Cheesman la conozco pero no la frecuento”, aseguró tímidamente Chabaneix Cunza. Finalmente, también admitió conocer a Simón Raúl García Nores, hijo del expresidente Alan García, a quien, dijo, vio en alguna operación como abogado de la contraparte. Increíblemente, ningún otro congresista miembro de dicha Comisión ahondó en sus vínculos con la pareja García – Cheesman, ni en sus representaciones empresariales, ni en los tentáculos de Odebrecht que por lo menos lo rozaban.

Alan García incentivó a Odebrecht a comprar Kuntur

El 9 de noviembre de 2017, Marcelo Odebrecht, cabeza de la constructora brasileña -quien solo admitió haber pagado entre los años 2005 y 2014: US$ 29 millones de coimas en Perú-, declaró ante el procurador brasileño Orlando Martello y el fiscal José Domingo Pérez: “Con Alan García conversamos mucho sobre el gasoducto, por la gestión de Kuntur, y el Metro. Fueron los dos proyectos prioritarios para Alan García. Con Humala fue más la gestión del gasoducto. Y con Toledo fue la gestión de las IIRSAs”.

Según reveló IDL Reporteros, ese día Marcelo Odebrecht también declaró que las iniciales AG apuntadas en su nota: “Anuncio Kuntur agora bom para Peru/AG”, correspondían a Alan García y que esas anotaciones fueron hechas al final de su segundo gobierno, “porque fue en el periodo en el que estábamos negociando la compra de Kuntur. Recuerdo que nuestra compra le interesaba al gobierno. […] Compramos Kuntur a un fondo americano”.

Anuncio Kuntur agora bom para Peru AG

En efecto, se trataba del fondo americano Conduit Capital Partners LLC, accionista de dos empresas cusqueñas (Cusco Pipelines Ltd. y Cusco Energy, Ltd), ambas empresas eran accionistas de Kuntur Transportadora de Gas SAC. Esta última, en marzo de 2008, pidió a la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas la concesión del transporte de gas natural por ductos (gasoducto del sur). Finalmente, la concesión se concretó el 26 de septiembre de 2008. Según narró Marcelo Odebrecht ante los fiscales, el gobierno peruano lo incentivó a comprar Kuntur “porque el fondo americano no estaba consiguiendo desarrollar las gestiones de la licencia ambiental, ni las negociaciones en los campos legales que estaban al mando de Petrobras”.

Hay que recordar que ya en el 2007, Conduit tenía planeado solicitar a la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas la concesión para el transporte de gas natural por ductos desde Camisea hasta Matarani e Ilo, mediante el diseño, construcción y operación del gasoducto andino del sur. De acuerdo al Reglamento de Transporte de Hidrocarburos aprobado por Decreto Supremo ese año, dicha concesión debía ser financiada íntegramente por la empresa concesionaria. Para lograr la concesión, Conduit requería tener una sociedad anónima constituida en el Perú, por eso pidió al estudio Muñiz, Ramírez, Pérez Taiman & Olaya que le transfiera a la Corporación Montería SAC, rebautizada luego como Kuntur Transportadora de Gas S.A.C. (según lo publicado por el diario Expreso, el abogado Rigoberto Zúñiga Maraví, expracticante del estudio Muñiz, declaró ante la Comisión Lava Jato -en abril de este año- que los datos de los practicantes de dicho estudio eran usados en las fichas de constitución de las empresas de fachada a favor de Odebrecht. Así, Corporación Montería se constituyó con apenas 400 soles).

Odebrecht señaló en el interrogatorio de los fiscales Martello y Pérez lo siguiente: “Fuimos muy incentivados por el gobierno peruano para comprar esa concesión, porque el Perú tenía todo el interés de utilizar el gas. […] El proyecto Kuntur no daba”. Además, resaltó que una vez comprado el proyecto, en el 2012, se viabilizó la licitación que permitió licencias ambientales con ventajas frente a sus competidores para ganar.

Ante la pregunta de por qué Alan García quería que Odebrecht ejecute el proyecto de Kuntur, Marcelo Odebrecht respondió: “Vea bien. Alan García tuvo la percepción de confiar en nosotros. Los proyectos que nosotros asumimos como desafío eran entregados”.

Alan García, Marcelo Odebrecht y Jorge Barata. Foto: Agencia Andina

Apoderado de Kuntur Transportadora de Gas SAC

Como hemos visto, ya desde el 2008, Kuntur Transportadora de Gas SAC tenía la concesión del transporte de gas natural por ductos. Recién en el 2010, el fondo americano Conduit Capital Partners LLC (accionista de las dos empresas cusqueñas que eran también accionistas de Kuntur) contrató al Estudio Rodrigo, Elías & Medrano Abogados (donde trabaja hasta ahora Chabaneix Cunza) a fin de recibir asesoría para el proyecto del transporte de gas de Kuntur.

“Yo participé en el 2010 en la etapa inicial de contacto con el cliente y posteriormente otros miembros del estudio fueron dando la asesoría legal”, aseguró Chabeneix Cunza ante la Comisión congresal, tratando de marcar distancia. Sin embargo, sí admitió que cuando el estudio asumió el patrocinio de Conduit, ya existía un contrato entre Conduit (accionista de Kuntur) con la empresa Odebrecht, en virtud del cual este último tenía una opción de compra de las acciones de Kuntur. Dos años después, en junio de 2012, Odebrecht Perú Inversiones en Infraestructura SA compró a Conduit el 100% de las acciones de Kuntur Transportadora de Gas SAC, once meses antes ya había comprado el 51% de las acciones.

“Entonces, nosotros dejamos de participar en el proyecto”, aseguró Chabeneix Cunza, aunque sí confirmó que el estudio Muñiz, donde sigue laborando, sí patrocinó a Conduit en esta venta. Sin embargo, la relación entre Odebrecht y Conduit ya era evidente desde agosto de 2008, cuando Conduit y Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción SAC (OPIC) firmaron un contrato obligando a Kuntur a contratar a OPIC para la ejecución de las obras del Gasoducto Sur Andino. Según Chabaneix, desconocía eso.

Podría afirmarse entonces que Odebrecht se valió de la empresa Montería, luego llamada Kuntur Transportadora de Gas, para obtener la millonaria y cuestionada concesión del Gasoducto Sur Peruano. Y en el camino participó el estudio legal donde labora el concuñado de la pareja del expresidente García, quien precisamente incentivó a Odebrecht a comprar Kuntur.

Un desmemoriado Chabeneix Cunza no recordó ante los congresistas de la Comisión Lava Jato que durante dos años representó a Kuntur para los negocios vinculados a la concesión del transporte de gas natural. Pues, el 17 de febrero de 2010, la Junta General de Accionistas de Kuntur Transportadora de Gas SAC le otorgó facultades para participar en nombre y representación de la sociedad en los procesos de negociación respecto a la modificación, adecuación o ampliación del contrato de concesión del sistema de transporte de gas natural por ductos de Camisea al sur del país -Gasoducto Andino del Sur- suscrito en octubre de 2008. Chabaneix Cunza mantuvo esa representación hasta el 28 de marzo de 2012, tres meses antes de que Odebrecht comprara a Conduit el 49% de acciones restantes de Kuntur, alcanzando con ello el 100% de las acciones.

Remoción de directorio, elección de nuevo directorio, designación de directores y revocatoria de poder.

“Entiendo que es un poder que se otorgó en algún momento, pero no he ejercido en ningún escenario”, aseguró nerviosamente Chabaneix Cunza.

El gobierno de Ollanta Humala desnaturalizó este proyecto mediante la Ley N° 29817, que declaró de necesidad pública e interés nacional la construcción y operación del sistema de transporte de hidrocarburos y la creación de un polo industrial petroquímico, autorizando al Estado a participar y concentrar todos los riesgos en el proyecto de Odebrecht. Los brasileños pidieron que el Perú le conceda un crédito puente por US$ 1,200 millones de dólares para que comience la obra, a pesar de tener solo un proyecto de ingeniería (en etapa primaria) que no garantizaba ni las reservas ni la demanda del gas, y, agravando el asunto, sin conocer el monto total del proyecto.

Marcelo Odebrecht junto al expresidente Ollanta Humala. Fuente: Presidencia

Ante esto, el 26 de julio de 2012, el Estado peruano decidió licitar la construcción y financiamiento del Gasoducto de Seguridad Nacional en una alianza público – privada e invitó a participar al Grupo Odebrecht. Los brasileños se salieron con la suya.

El escándalo de la corrupción de Odebrecht ha paralizado desde enero de 2017 el Gasoducto Sur Peruano, que trajo problemas de financiamiento bancario, disputas entre sus accionistas y demandas de arbitrajes contra el Estado. El proyecto está judicializado por cerca de US$ 2,000 millones, que es la inversión que el consorcio del Gasoducto Sur Peruano (integrado por Enagás, Odebrecht y Graña y Montero) afirma haber gastado en los avances del proyecto.

Cable brasileño confirma tratativas y compra de acciones de Odebrecht para adueñarse del proyecto Gasoducto del Sur

El encabezado del Cable N° 00704 de la embajada brasileña en Lima enviado a su Cancillería el 29 de abril de 2010, referido a “Perú. Gasoducto del Sur. Polo Petroquímico. Petrobras. Braskem”, confirma que el exrepresentante de Odebrecht en el Perú, Jorge Henrique Simoes Barata, estaba al tanto del memorándum de entendimiento entre los socios de la nueva empresa (que estaría a cargo del proyecto) lo cual ya había sido firmado. En tanto, Barata informó que Odebrecht ya había adquirido el 51% de Kuntur, que tenía la concesión del gasoducto del sur. Oficialmente se conocía que esta compra de acciones de Kuntur se había iniciado en abril de 2011. Recordemos, García insistió a Marcelo Odebrecht en que compre Kuntur.

Agregó el embajador que el proyecto estaba formalmente sujeto a confidencialidad por parte de las empresas participantes, más era ampliamente conocido en el medio empresarial local.

Refirió el embajador Taunay que “en conversación mantenida con el jefe de SECOM (comunicaciones), César Bonamigo, con el director superintendente de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, este informó que el memorándum de entendimiento entre los socios de la nueva empresa ya había sido firmado y que el anuncio de emprendimiento deberá ser hecho en algunas semanas o en pocos meses. Dice que, además de Petrobras y Braskem, Petroperú podría participar del proyecto ‘apenas para mostrar la cara’, la forma de prestar al proyecto una faceta de cooperación entre las dos estatales’. No confirmó, sin embargo, si la estatal peruana llegaría a tener participación efectiva en el capital de la nueva empresa.

Continúa en su relato el embajador Taunay que el 27 de abril de ese año había recibido la visita del gerente general de Petrobras en Perú, Pedro Grijalba, quien le confirmó que la decisión de construir el gasoducto y el polo petroquímico ya estaría tomada. “(Grijalba) corroboró también que el anuncio del emprendimiento estaría próximo. Recalcó que Petrobras no puede confirmar, todavía, el volumen de gas encontrado en el Lote 58, más, a pesar de eso, las empresas involucradas están asumiendo riesgos, pues ‘si fuésemos a hacer todos los testeos para tener la certeza absoluta del volumen, eso llevaría años’. Recalcó que si el lote tuviera por lo menos cinco trillones de pies cúbicos (TCF) de gas, la construcción del gasoducto ya estaría justificada”, indicó Taunay.

Respecto a los comentarios de Grijalba, el embajador agregó: “Indagado sobre las críticas en prensa de que el gas de Camisea no debería ser exportado, más sí usado para abastecer el mercado interno peruano, Grijalba afirmó que Camisea tiene gas más que suficiente para atender tanto al mercado interno como a las exportaciones. A ese respecto, vale anotar que el presidente Alan García dio declaraciones recientemente en que defendió la exportación del gas de Camisea y aseguró que no faltaría gas para el mercado interno del Perú”.

Lo que dice el Informe Lava Jato sobre Chabaneix, Kuntur y transferencias de dinero

“La intervención de Conduit Capital habría sido una superposición artificial en esta estructuración empresarial, pues en ningún momento se aprecia su relación formal con Kuntur, ni ejerció respaldo financiero alguno que se haya podido documentar o afirmar por los abogados asesores de Conduit o Kuntur. En realidad, Kuntur no hizo inversiones porque ni siquiera tenía dirección propia en Perú y utilizó la del Estudio Muñiz y los estudios que requería, Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción S.A.C. los hacía a crédito, con lo que Kuntur era solamente un cascarón de apoderados prestados por el Estudio Muñiz, sin capacidad técnica ni financiera. Detrás de todo esto estaba Odebrecht”, concluyó el informe de la comisión presidida por la congresista Bartra.

Como ya se dijo, en agosto de 2008 Conduit Capital Partners y Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción (OPIC) SAC firmaron un contrato obligando a Kuntur a contratar a esta empresa (OPIC) para la ejecución de las obras del Gasoducto Sur Andino, curiosamente un mes antes de que la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas le dé la concesión del transporte de gas natural por ductos a Kuntur, ocurrida el 26 de septiembre de 2008.

Según el informe de Bartra, entre abril de 2014 y agosto de 2015, OPIC transfirió S/ 421’040,313.53 soles, desde su cuenta en el Banco de Crédito del Perú, a Odebrecht Overseas LTD, en su cuenta del Scotiabank. Este movimiento de dinero coincide parcialmente con el periodo de aportes en efectivo para el Gasoducto Sur Peruano, empresa que se inició en julio de 2014 con un capital de S/ 487’850,000 soles, en año y medio (diciembre de 2016) su capital llegó a US$ 1,024 millones, luego de sucesivos aportes.

Por otro lado, “OPIC recibió de Odebrecht Overseas (offshore subsidiaria de Constructora Norberto Odebrecht creada en Bahamas) un conjunto de transferencias de dinero entre los años 2011 a 2014, que son los años en los que Odebrecht obtiene la concesión que tenía Kuntur al comprar el 100% de sus acciones, y luego obtiene la buena pro de la licitación de la concesión del nuevo proyecto Gasoducto Sur Peruano. Es también este el periodo en que se observa una serie de movimientos de bloques patrimoniales entre empresas vinculadas a Odebrecht y un esfuerzo de acumulación de capital social propio por parte de Gasoducto Sur Peruano, a fin de obtener el cierre financiero que finalmente no logró”.

De acuerdo al informe de la Comisión Lava Jato, “esta offshore (Odebrecht Overseas Ltd), ha designado desde Sao Paulo a tres representantes para realizar actos de naturaleza financiera en el Perú: a Allan Chan Matos (C.E. 0006146605), a María Elisa Quiñónez Valdez (DNI N° 10866644) y a Mónica Calderón Elías (DNI N° 10610535)”. Añade el informe, “se identificó transferencias del exterior hacia el Perú a favor de Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción realizados por la offshore ODEBRECHT OVERSEAS LTD, desde octubre de 2011 hasta setiembre de 2014, por un monto de US$ 1,424’783,344.72. Este movimiento de flujos de dinero del exterior hacia el Perú coincide con el periodo de traslado de bloques patrimoniales previo a la adjudicación del proyecto Mejoras a la Seguridad Energética del País y Desarrollo del Gasoducto Sur Peruano y a la constitución de Gasoducto Sur Peruano SA, que se ha identificado en el periodo entre junio de 2012 a julio de 2014”.

Informe de la Comisión Lava Jato indica que el Standard Chartered Bank fue usado como vehículo de transferencias de dinero de la offshore Odebrecht Oversas a Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción. Este reporte de la UIF revela que Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción, entre enero de 2006 a julio de 2015, canalizó fondos por un total de US$ 15,561’876,668 millones de dólares a través de varias cuentas del Banco de Crédito del Perú. ¿Una lavandería de dinero de Odebrecht solo en una de sus 54 empresas del Grupo Odebrecht?


Apoderado del banco usado por Odebrecht para pagar coimas y lavar dinero

Agrega el informe de la Comisión Lava Jato que “el banco Standard Chartered Bank fue utilizado como vehículo de transferencias de dinero de la offshore Odebrecht Overseas a Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción”.

Resulta que Jean Paul Chabaneix Cunza fue representante de este banco inglés Standard Chartered Bank, al igual que de Kuntur (en abril de 2011, precisamente cuando Odebrecht Perú Inversiones en Infraestructura SA adquirió el 51% de las acciones de Kuntur y en junio de 2012 adquirió el 49% restante).

Chabaneix Cunza declaró además en la Comisión del Congreso que desde 1997 fue abogado del Standard Chartered Bank, cuando este contrató al estudio Rodrigo, Elías y Medrano para que los asesore en la compra del Banco Exterior de los Andes y de España (EXTEBANDES), constituido en el Perú en 1980 por bancos de cinco países, banco que después fue rebautizado como Banco Standard Chartered, el cual cerró sus operaciones en nuestro país en el 2005. Chabaneix figura desde entonces como liquidador del banco. Pese a la liquidación Standard Chartered Bank mantuvo una oficina de representación en Perú hasta el 2017. “Fui asesor de ambos bancos, en el caso del Standard Chartered Bank participé en el cierre de su oficina de representación hasta el año pasado”, aseguró.

Chabaneix obtuvo poderes del Standard Chartered Bank, en setiembre de 2006 y mayo de 2007, para que actúe en la suscripción y modificación del contrato de un fideicomiso de la Corporación José Lindley SA. En enero de 2016, Chabaneix obtuvo poderes para suscribir contratos de garantía a favor del Standard Chartered Bank. En vista de que existe una relación de confianza desde 1997 entre este banco y Chabaneix, es válido suponer que supiera que el Standard Chartered Bank fue usado, además, por la Constructora Internacional del Sur (offshore de Odebrecht empleada para lavar activos y pagar coimas) para el envío de dinero aparentemente con fines ilícitos a la empresa peruana Constructora Área SAC (subcontratada por el consorcio IIRSA Norte, integrado por Odebrecht, Graña y Montero y Andrade Gutiérrez).


Ya en el 2016, el informe en minoría de la Comisión Lava Jato elaborado por el excongresista Juan Pari denunció pagos sospechosos de Odebrecht a la Constructora Área. En tanto, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectó un esquema de presunto envío de dinero de Odebrecht para el pago de coimas por alrededor de US$ 11 millones de dólares, estos movimientos fueron realizados en el año 2007 usando a Constructora Área y a otras empresas offshore, por lo cual la UIF reportó a la Fiscalía los constantes y extraños movimientos de las empresas en mención.

Nota de Inteligencia de la UIF del caso Constructora Área. Indica que “dos de las empresas (Casa de Cambios La Moneda SA y Constructora Área SAC) fueron incluidas en el informe de inteligencia financiero 069 del 2015 remitido a la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios – Lima. En este informe se mencionó que entre febrero y diciembre de 2007, la empresa Constructora Área SAC recibió fondos del Consorcio Constructor IIRSA Norte, Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción SAC, Constructora Internacional del Sur SA y Klienfeld Services LTD por US$ 11’733,332 millones de dólares de los cuales US$ 6’383,513 millones fueron transferidos a la empresa Trend Bank LTD de Brasil en el First Caribbean International Bank en Barbados teniendo como posible beneficiario final a la empresa Balmer Holding Assets LTD”.
En efecto, este beneficiario final sería, tal vez, el receptor de coimas por IIRSA Norte que, dicho sea de paso, las autoridades suizas confirmaron que en este proyecto sí se pagaron coimas.


Nota de Inteligencia de la UIF del caso Constructora Área. Se indica que en el 2009 el Ministerio Público estaba investigando a cinco personas por el delito de defraudación tributaria y que estas estaban vinculadas a las empresas Constructora Área, Casa de Cambios La Moneda SAC y Dominatrix Limited. Según la UIF, “sería válido presumir que las operaciones sospechosas (detectadas entonces) podrían estar vinculadas al delito de defraudación tributaria”.

Inclusive, Pedro Morote, extrabajador de Constructora Área, declaró ante la Comisión Pari que dicho envío de dinero fue para pagar coimas a las “altas autoridades” (del segundo gobierno aprista) en la concesión del proyecto IIRSA Norte, y denunció que la Constructora Área simuló hacer diversas obras solo para justificar el envío de dinero.

Gráfica del caso Constructora Área investigado por la UIF en el que se aprecian a todos los actores de este caso que fue archivado por el Ministerio Público sin haber escarbado a profundidad.


Dicho informe también reveló que entre los años 2007 y 2009, Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción, Odebrecht Perú Inversiones y Odebrecht Latinvest Ductos SA enviaron US$ 320,114.00 dólares a la cuenta que tenía en el Standard Chartered Bank de Nueva York la empresa First Capital Inversiones y Asesoría, empresa vinculada al expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

Apoderado del banco que capitalizó a H2Olmos

Recordemos también que en el celular de Marcelo Odebrecht se encontró esta anotación: “AG vs Omos – finalizar” y “Olmos: “Gestao prazos / vis – a – vis exposicaou max uS1 mi”, referida, aparentemente, a Alan García y al proyecto Olmos. La traducción de la segunda parte sería: “Olmos: gestionar plazos / Encuentro personal Disponibilidad máxima US$ 1 millón”.

El Consorcio H2Olmos (integrado por Constructora Norberto Odebrecht SA y Odebrecht Participacoes e Investimentos SA y que ganó el proyecto de irrigación Olmos) se constituyó el 16 de octubre de 2009, con apenas mil soles de capital, y dos años después la empresa pasó a tener más de 34 millones de soles como capital. Según el Informe Pari, este incremento millonario se dio entre los años 2011 y 2012 por remesas del Standard Chartered Bank remitidas por ambos socios:

CAPITAL SOCIAL DE CONSORCIO H2OLMOS SA

El capital social de H2Olmos provino de remesas de Standard Chartered Bank remitidas desde EE.UU. por los socios Constructora Norberto Odebrecht S.A. y Odebrecht Particiacoes e Investiments S.A.

ORIGEN DEL CAPITAL SOCIAL DE H2OLMOS

La concesión del proyecto Olmos no estuvo exento de corrupción. La obra fue otorgada por Acuerdo de Consejo Regional de Lambayeque el 12 de agosto de 2009 al Consorcio Irrigación Olmos, consorcio que no existía en los Registros Públicos. Pese a esto, el contrato de concesión por US$ 242 millones se firmó en Lambayeque el 11 de julio de 2010 en presencia de García. Pero esta obra pasó a costar el doble de lo pactado: US$ 580 millones de dólares, monto que supuestamente se pagaría con las 38 mil hectáreas de tierras comunales subastadas. Increíblemente, Odebrecht compró la mayoría de hectáreas subastadas, pese a que tenía prohibido participar, pero burló todas las prohibiciones gracias a una adenda.

Esta concesión – dada por 20 años- contempla que el Estado peruano debe pagar a Odebrecht por 16 años de operación, mantenimiento de la obra, y, por la venta de agua trasvasada, un total de US$ 448 millones. Mientras el Estado aportó US$ 77 millones y avaló US$ 108 millones en créditos y bonos de Odebrecht, los brasileños invirtieron solo US$ 47 millones, reseñó el informe Pari. Negocio redondo para Odebrecht.

Apoderado del consorcio ganador de la concesión del terminal de contenedores del Muelle Sur del Callao

El 24 de julio de 2006, mientras los trabajadores portuarios protestaban contra la concesión del Muelle Sur del puerto del Callao, representantes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones y de la Autoridad Nacional Portuaria firmaban el contrato de concesión por 30 años del nuevo terminal de contenedores en el Terminal Portuario del Callao – Zona Sur con el concesionario DP World Callao SA, integrado por las empresas P&O Dover (Holdings) Ltd., de capitales ingleses, Dubai Ports International, de capitales árabes, y Uniport S.A., de capitales peruanos (dedicada al almacenamiento de contenedores desde 1994) había nombrado el 22 de febrero de 2006 a Jean Paul Chabaneix Cunza como el representante del consorcio DP World Callao S.A. en el concurso de proyectos integrales para la concesión del nuevo terminal de contenedores (diseño, construcción, financiamiento, conservación y explotación). Ese día, P & O Dover (Holdings) ratificó sus poderes otorgado a Chabaneix para que represente al consorcio como postor en el concurso, presente y firme los documentos de precalificación y las ofertas y/o propuestas (técnicas y económicas), entre otros. La suerte siempre le sonríe a Chabaneix, pues logró esta concesión para su representada justo al filo del fin del gobierno de Alejandro Toledo.

Poder paa representar al consorcio P & O Dover (Holdings) en el concurso de concesión de terminal de contenedores del Callao Zona Sur


La inversión del concesionario del nuevo terminal de contenedores ascendió a US$ 617 millones de dólares y fue construido por Odebrecht, esto ya durante el segundo gobierno aprista. La licitación había sido convocada en noviembre de 2005 por la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) y la Autoridad Portuaria Nacional.

Muelle Sur. Foto: Ministerio de Transporte y Comunicaciones


Como inversión en infraestructura adicional a la concesión, se ejecutaron obras en la avenida Néstor Gambetta con dinero aportado por DP World Callao en un fideicomiso del contrato de la concesión de dicho terminal de contenedores. Esta obra fue adjudicada por el Gobierno Regional del Callao al consorcio conformado por las empresas brasileñas Andrade Gutiérrez y Queiroz Galvao. La Contraloría General de la República descubrió que en esta obra hubo un perjuicio al Estado peruano por S/ 55 millones de soles, por lo cual 12 funcionarios fueron denunciados por el delito de colusión, entre ellos el gobernador regional del Callao Félix Moreno, a quien se le ha comprobado que recibió coimas de Odebrecht para adjudicarle la obra Costa Verde – El Callao.

Hubo tal interés por concretar esta obra que inclusive la Comisión de Vivienda y Construcción del Congreso aprobó declarar de necesidad nacional la ejecución del proyecto Gambetta. El Gobierno Regional del Callao y la Autoridad Portuaria Nacional también aportaron millones de soles para concretar este proyecto.

Apoderado de la Societe Generale, tenedora de cuentas de García

Tal vez pocos recuerden que el banco Societe Generale fue sindicado por el exdiputado Pedro Cateriano de tener cuentas del expresidente Alan García y de haberle realizado transferencias bancarias al exmandatario. Cateriano investigó a García en el Congreso de la República a inicios de los años 90 y producto de sus pesquisas escribió su famoso libro “El Caso García”, que ahonda en el presunto desbalance patrimonial y cuentas del exmandatario en el mundo.

Pues, ahora sabemos que el 14 de julio de 1999, la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) autorizó a Chabaneix Cunza como representante en el Perú del banco Societe Generale, de Francia.

Chabaneix estuvo en el cargo hasta enero de 2010, fecha en la que el banco pidió a la SBS lo reemplace por el chileno Paul Guy Octavio Miguel Aguayo. Tres meses antes (el 8-10-2009), el Societe Generale, actuando a través de su sucursal en Nueva York, revocó definitivamente los poderes otorgados a Chabaneix Cunza.

Resolución de la SBS que deja sin efecto el nombramiento de Chabaneix Cunza a actuar como representante en Perú de Societe Generale, cargo que ocupaba desde 1999.

Según el libro ‘El Caso García’, Daniel Karson, de la empresa Kroll, a cargo de la investigación internacional sobre los bienes y cuentas de García en el mundo, informó al Congreso peruano que García tuvo varias cuentas personales en el Bank of Credit and Commerce International (BCCI) y que acumuló considerables sumas de dinero durante su primer gobierno. Evidenciaba un pago de coima de los italianos que iban a construir el tren eléctrico.

Por otro lado, el informe de “Larc Investigative Services” precisó: “El BCCI demostró que entre 1986 y 1989 se habían efectuado varios depósitos por montos que llegaban a las seis cifras (aproximadamente US$50’000,000.00). Posteriormente, se transfirieron estos fondos a Societe Generale (SG) de Bruselas, Bélgica, y, después, fueron igualmente transferidos a otras instituciones bancarias o financieras. Los nombres de las personas que figuraban como titulares de estas cuentas eran los siguientes: María N. Bodereau, en Societé Generale de España, entre otros”. Pura coincidencia, la exesposa de García se llama María del Pilar Nores Bodereau. El libro de Cateriano detalla más transferencias de los fondos depositados en el BCCI. Sin embargo, años después se dijo que el informe Larc era falso.

No parece ser casual que el concuñado de Roxanne Chessman fuera el representante en el Perú de este banco que, justamente habría resguardado el presunto dinero mal habido de García durante su primer gobierno. Por supuesto, García y los suyos han negado esto por décadas, tal como ahora niegan haber recibido coimas de Odebrecht.

Empresas en las que participó Jean Paul Chabaneix

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*