— febrero 15, 2016 a las 6:07 pm

“Las AFPs cobran comisiones sumamente altas: sacan de los trabajadores 1200 millones de soles al año”

Por

El economista y miembro de la Dirección Nacional del partido Frente Amplio, Pedro Francke, plantea la necesidad de replantear el sistema de pensiones, y señala que si la gente pudiera escoger, nadie escogería a las AFPs: “Si hubiera un banco que te dijera que por depositar 100 soles te cobra 13 soles para que pongas la plata en el banco, nadie iría a ese banco”. Francke enfatiza en la propuesta del Frente Amplio para reformar el sistema de pensiones de manera integral, donde las contribuciones deben ser tripartitas: aportadas por los trabajadores, las empresas y el Estado.

pedro francke

Crédito: Javier Dueñas

P.- Hay un problema estructural en nuestro país en torno al tema laboral. Informalidad, empleos sin derechos laborales… ¿Qué se propone desde el Frente Amplio para solucionar la informalidad?
R.- 
La propuesta del Frente Amplio es promover las actividades que generan más empleo digno, empleo con derechos, empleo con buenos salarios. El problema fundamental que hemos tenido en los años pasados es que la minería que ha sido la actividad privilegiada, genera poco empleo: apenas 1 de cada 100 trabajadores peruanos trabajan en la minería; mientras que 30 de cada 100 trabajan en la agricultura; 40 de cada 100 trabajan en el comercio y los servicios.

La segunda propuesta tiene que ver con promover a las microempresas que tienen potencial para que puedan desarrollarse  económicamente. La idea fundamental en este terreno es que a medida que estas pequeñas empresas tengan mejores ingresos van a poder pagar mejores salarios y dar a sus trabajadores los derechos laborales que les corresponden, y para lograr eso nuestra propuesta tiene 3 elementos fundamentales: 1. Facilitar el crédito para que puedan adquirir nueva maquinaria, nueva tecnología y puedan competir mejor y, nuestra propuesta es hacer un fondo de 10 mil millones de soles para que los microempresarios tengan créditos a tasas no mayores al 10% anual, porque en la actualidad los microempresarios o no tienen crédito o tienen que pagar intereses de hasta 50% a más. 2. Promover el mercado interno, hay que cortar las importaciones a precio de “dumping”, a precio de competencia desleal que, por ejemplo, viene de China con los textiles, o algunos productos agrícolas. También, hay que promover la conexión interna, las carreteras al interior del país para que los costos de transporte sean más bajos y el mercado interno se desarrolle. 3. Promover el desarrollo tecnológico, la innovación, una tecnología adaptada propiamente a las condiciones naturales y condiciones productivas del Perú.

P.- Entonces, una mayor conexión entre el Estado y el interior del país es una prioridad para disminuir la informalidad
R.- 
Efectivamente, la informalidad es claramente mayor en el interior del país. Si en Lima la informalidad es cerca del 50% en provincias alejadas es de 90%. Digamos en Chumbivilcas (Cusco) o en Atalaya (Ucayali) la informalidad es muchísima más alta porque la presencia del Estado es menor y las conexiones de transporte son mucho más débiles. En la medida en que el Perú sea un país más integrado como se ve en otras partes del planeta; un país más integrado socialmente también va a ser un país en el cual se reduzca la informalidad. Puede haber empresas no solo regionales, sino nacionales que reduzcan la informalidad. Entonces, la importancia de las carreteras y la conexión vial, en general, es que permiten ampliar el mercado interno y conectar a los microempresarios, a los grandes mercados regionales y de esa manera favorecer que salgan de la informalidad.

pedro francke 2

Crédito: Javier Dueñas

P.- ¿Un adecuado sistema seguridad social podría ser incentivo para reducir la tasa de informalidad laboral?
R.- 
Uno de los temas que hay con la informalidad y que se ha discutido internacionalmente es que poner a un trabajador como formal implica una serie de costos adicionales: tienes que descontarle AFP, tienes que pagarle ESSALUD, y otros adicionales. Desde diversos organismos como el Banco Mundial se plantea la posibilidad, por ejemplo, que la seguridad social no se sustente en contribuciones de los trabajadores, sino en contribuciones más generales como el Impuesto General a las Ventas (IGV) o el presupuesto de la República. De tal manera que se tiene un sistema de seguridad social, pero no se establece un costo que hace difícil que desincentive la formalidad laboral.

P.- Respecto al tema de las contribuciones, sobre quién debería recaer la responsabilidad, ¿sobre el Estado, los trabajadores o las empresas?
R.- 
Nosotros pensamos que el tema de la seguridad puede ser compartido, que puede ser una parte el trabajador, una parte la empresa, pero algo que no se ha planteado mucho es el tema del Estado. Que el Estado ponga también implica decir ¿de dónde?, ya que lo que pone el Estado finalmente lo ponemos todos los peruanos. Entonces, eso implica tener una propuesta de reforma tributaria para elevar su recaudación y que, sobre todo, podría ser a partir de los que ganan más, tienen mayores utilidades y que hay grandes evasores que implica que los recursos del Estado son bastante limitados.

P.- Existe todo un debate acerca de si las contribuciones a la AFP deberían ser voluntarias u obligadas, ¿qué opina al respecto?
R.- 
En el Frente Amplio pensamos que el sistema de las AFPs debería ser voluntario y que debe ser un sistema complementario. Ahora, es como un sistema básico, como un sistema fundamental de pensiones y nosotros en general no estamos de acuerdo con esa visión porque nos parece que no ha dado buen resultado. Cobran comisiones sumamente altas: sacan de los trabajadores  1200 millones de soles al año, entonces nos parece que es un sistema altamente costoso e ineficiente y por eso no estamos de acuerdo en que esas contribuciones sigan funcionando de esa manera. Sin embargo, sí pensamos que debe haber un sistema de pensiones, tampoco se trata de que no haya contribución, y que cada uno vea lo de sus pensiones; en el Perú hay bastante de eso. Por otro lado, en todos los países modernos hay un sistema de pensiones, y lo que nosotros proponemos es modificar la contribución que no sea principalmente de los trabajadores, sino que sea mayormente del Estado y las empresas.

P.- Una crítica a la contribución voluntaria es la pobre cultura de ahorro de los peruanos…
R.- 
Yo creo que sí hay una cultura de ahorro. De hecho hay varios estudios sobre el tema de los ahorros en el Perú; uno de los primeros fue el Alfredo Thorne, el jefe de gobierno de PPK. Otra cosa es que la mayoría de la gente no ponga sus ahorros en el banco, sino que lo pone construyendo sus casas, lo ponen en su pequeño negocio, lo ponen mejorando su producción agropecuaria con unas vaquitas más; eso también es ahorro, que el ahorro no esté en los bancos eso es otra cosa. A veces es bueno que el ahorro esté en los bancos, pero sí te pagan una tasa de interés reducida como lo hacen ahora, la gente prefiere ahorrar en su casa. Digamos, si uno tiene que escoger entre poner la plata en el banco, y que te paguen 2 o 3% anual y, si al mismo tiempo, quieres comprar una casa tienes que pagar un crédito hipotecario al 8% anual, entonces pierdes plata; mejor con esa plata construyo mi casa y luego tengo un activo, un bien que me va a quedar permanentemente. Yo creo que en el Perú, la autoconstrucción, el hecho que la gente gaste en su propia vivienda es algo que existe desde hace muchísimos años, igual que la gente ahorra en la educación de sus hijos, que también es otra forma de ahorrar. Yo creo que los estudios en general no muestran que el Perú sea un país que ahorra poco.

pedro francke 3

Crédito: Javier Dueñas

P.- Usted se mostró a favor de una reforma integral del sistema de pensiones, ¿cómo debería ser esta reforma?
R.- 
Nosotros pensamos en una reforma integral del sistema de pensiones: público y privado. Esta reforma pasa por un lado, por el tema de que las contribuciones a las AFPs sea voluntario y complementario, no obligatorio. Entonces, si tú quieres ahorrar más  para tu vejez tienes esta posibilidad de ahorro de las AFPs. El tema básico para nosotros es que haya un sistema nacional, un sistema público de pensiones en las cuales básicamente con esta contribución tripartita, con una importante contribución del Estado, por un lado, se asegure una pensión mínima 250 soles a todos los peruanos y para los trabajadores una pensión que sea por lo menos  el 50% de su sueldo. Si te das cuenta, 200 soles es bien básico para un profesor, un trabajador que gana 2000 o 3000 soles: una pensión así es muy poco. Una pensión básica sería buena si cuando ganas 3000 soles te debería corresponder unos 1500, y eso se financiaría con estas contribuciones de trabajadores, empleadores y del Estado.

P.- ¿Qué otras opciones rentables además de las AFPs existen?
R.- 
Las más individuales que son opciones más personales como una vivienda propia, la educación de los hijos, un pequeño negocio. En el tema de ahorro financiero pueden ser fondos mutuos, depósitos a plazo fijo, bonos del gobierno a largo plazo que pueden ser opciones que la gente puede optar. La clave de estos es que si la gente puede escoger, nadie escogería a las AFPs como están ahora. Si hubiera un banco que te dijera que por depositar 100 soles te cobra 13 soles para que pongas la plata en el banco, nadie iría a ese banco. Ahora, no hay ningún banco que te ofrezca eso porque todo el mundo sabe que así no funciona, tienen que competir. Entonces, este sistema obligaría a la competencia y las AFPs tendrían que revolucionar su sistema, eso es un hecho.

P.- ¿Cómo evalúa el desempeño del actual gobierno respecto al tema de seguridad social? ¿Hubo algún avance significativo?
R.- 
No, yo creo que casi nada, muy poco. Plantearon una reforma del sistema de AFPs buscando introducir un poco más de competencia, entonces llegó una AFP chilena AFP Hábitat, pero la verdad es que las comisiones bajaron muy  limitadamente. Creo que lo de Pensión 65 se ha mantenido como un programa social, en vez de ser un programa de pensiones integral y a nosotros nos parece que debería ampliarse en monto y en cantidad, la propuesta del Frente Amplio es ampliarlo a 250 soles que llegue a más personas, duplicar el alcance, pero sobre todo que el considerarlo como un programa social, sea parte de un sistema de pensiones que alcance a todos los peruanos.

P.- Usted criticó la propuesta de PPK de reducir el impuesto a la renta al 10% para impulsar la formalidad, ¿por qué cree que esto no sería la solución para disminuir la informalidad si la excusa más utilizada por quienes pertenecen al comercio informal es que estos impuestos son una barrera?
R.- 
En primer lugar, porque PPK ha propuesto bajar el impuesto a la renta a todo el mundo y la mayor parte de ese impuesto es pagado por las grandes empresas. Entonces, nos está metiendo un tremendo contrabando porque dice que es a favor de las pequeñas empresas pero los que más pagan ahora son las grandes empresas. En segundo lugar, ya las microempresas tienen actualmente un régimen único simplificado por el cual no pagan  esas tasas de impuesto a la renta que PPK quiere reducir, sino que tienen un régimen especial.  Entonces, ellos ya tienen un sistema particular que hay que mejorar, pero que no se va a ver afectado ni mejorado por la reducción del impuesto a la renta. Nosotros, en el Frente Amplio, pensamos que en el tema tributario; primero, la SUNAT tiene que concentrarse en perseguir a los grandes evasores y no tanto en perseguir a la bodeguita o pequeños comerciantes. Por ejemplo Telefónica debe más de 2 mil millones de soles y no se les cobra, mientras cierran a las bodegas por montos irrisorios. En segundo lugar, hay que hacer un esfuerzo por simplificar los trámites: para los microempresarios  las tremendas colas, los requisitos que piden son una pesadilla y nosotros pensamos que eso tiene que reducirse a la tercera parte. Un indicador tiene que ser el tiempo y el esfuerzo que demanda presentar una declaración jurada tiene que ser la tercera parte de lo que es ahora.

pedro francke 4

Crédito: Javier Dueñas

P.- ¿Considera que gran parte de la informalidad está constituido por las pequeñas y micro empresas (Pymes)?
R.- 
Dentro de lo que se considera la informalidad la mayor parte de trabajadores informales están en micro y pequeñas empresas. También hay grandes empresas que son parcial o totalmente informales. Es decir, que contratan trabajadores ilegalmente, sin derechos.  Empresas que no cuentan con documentos requeridos: no tienen los permisos de Defensa Civil, ambientales u otros que se requieren para operar legalmente. Entonces, muchas empresas trabajan en una informalidad parcial, por varias razones, por su capacidad de pago como la facilidad de detectarlas (…). Ahora, aquí también hay un tema de la consideración de la ley respecto a las pequeñas empresas; por ejemplo, si uno pone un montón de exigencias a una pequeña empresa va a ser imposible que las cumpla. Si la legislación no considera diferencias o condiciones particulares o por lo menos temporales para una microempresa entonces es muy difícil que esta consiga estar en la formalidad. Parte del problema efectivamente es que hay una legislación y una política que no está adecuada a la realidad de las pequeñas empresas.

P.- ¿Existe un apoyo integral para las Pymes o para el Estado las grandes empresa siguen siendo prioridad?
R.- 
Es claro que no hay una propuesta integral. Por eso es que nosotros proponemos, por ejemplo, el tema del crédito para favorecer a las pequeñas empresas, y la mayor parte de ellas todavía no tiene acceso al crédito a pesar de que ha habido avances en los últimos años. No hay una propuesta del Estado sobre eso. Respecto al tema de asistencia técnica o de  capacitación, tampoco hay una política del Estado contundente que llegue a la mayoría de pequeñas empresas. Finalmente, el tema específico de registro de la facilidad de la formalización; está claro que las políticas que se han planteado desde el Estado han sido un fracaso. La última política que se planteó con un registro nacional de microempresas “REMYPE” tiene algo más de 10 años y no ha conseguido registrar ni al 2% de todas las micro y pequeñas empresas del Perú, entonces está claro que la política no ha funcionado y hace falta un replanteamiento.

pedro francke 5

Crédito: Javier Dueñas

P.- ¿Cómo explica el vínculo entre productividad e informalidad laboral?
R.- 
Bueno, hay dos formas de verlo. Lo que yo pienso, es que la baja productividad es la principal causa de la informalidad. El hecho de que a una microempresa con las justas le alcance para subsistir, optar por la formalidad va a ser algo muy difícil de conseguir. La señora que está vendiendo con su bandejita de chicles en las esquinas es imposible que le pidamos ser formal. Se puede cambiar todas las leyes posibles, pero ¿cómo va a ser formal una persona que con las justas saca 10 soles para pasar el día? Si no hay un aumento de la productividad es imposible alcanzar la formalidad y ese es el tema principal. Yo no comparto la idea de algunas personas como Hernando de Soto que dice que la gente pobre es poco productiva porque es informal y que si fueran formales tendrían acceso al crédito y con eso rápidamente invertirían; eso no es real. Incluso las pequeñas empresas que logran la formalidad tienen muchas dificultades de acceso al crédito y se ha visto que hay otras alternativas al crédito y de inversión y que no necesariamente pasan por esos temas planteados por Hernando de Soto. Entonces, para mí el tema de la productividad es fundamental y explica el alto grado de informalidad en el Perú.

P.- La rígida legislación laboral es un tema que también impide la aparición de un comercio formal ¿Sería positivo aplicar una política que brinde una infraestructura legal más flexible para que todos puedan entrar al comercio formal?
R.- 
En el tema de las pequeñas empresas hay que considerar una legislación especial; ya la hay, pero no es suficiente. A mi juicio hay que plantearse una política especial para las empresas nacientes. Tengo la idea de que uno recién pone la empresa y a penas la pones te exigen un montón de requisitos, entonces es demasiado difícil para alguien que recién está poniendo una microempresa cumplir todos los requisitos de tributarios, defensa civil, etc. Yo creo que más bien lo que tiene que hacerse es poner exigencias legales un poco mayores en la medida en que la microempresa va afianzándose, va pasando el tiempo y va logrando una mayor productividad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*